Qué hacer con un huevo y un hervidor de agua?



Pues aunque parece que poco, si te paras a pensar se pueden hacer muchas cosas, la más obvia, un huevo duro.

Lo primero que tenemos que fijarnos es que clase de hervidor tenemos, si es más bien barato o nos encontramos en un hotel, lo más seguro es que tenga la resistencia, que calienta el agua, al descubierto.
Existen otros hervidores que tienen el fondo plano y la resistencia cubierta.

Si tienes un hervidor con la resistencia al descubierto deberás de tener más cuidado de que nada toque.

Para hervir el huevo tenemos varias posibilidades:
1.    Ponerlo en el hervidor tal cual, con suficiente agua para que le cubra (solo recomendable si tienes un hervidor con la resistencia cubierta)

2.    Poner el huevo en una red para que no toque el fondo. Yo he usado la de los quesitos Babibel pero se podría hacer también con una de naranjas, patatas...





3.     Hacer un saquito con papel film



En los últimos dos casos tenéis que sujetar el huevo con la tapa del hervidor a una altura que lo cubra el agua pero que no toque la resistencia.

El agua del hervidor la habremos calentado antes y para que quede bien hecho, pondremos el agua a hervir 3 veces con 2 minutos de espera, es decir:

Poner a hervir el agua y cuando salte el termostato esperar 2 minutos y volver a encender el hervidor. Repetiremos esta operación tres veces.

Cuando acaben los últimos 2 minutos, con cuidado de no quemarnos, sacamos nuestro huevo y lo dejamos enfriar.


Fácil y rápido. No hay excusas para no cocinar!

2 comentarios: