Huevos poché en hervidor de agua





Los huevos poché o huevos escalfados, se cocinan poniendo el huevo sin cascara a hervir hasta que la clara se cuaja pero la yema queda todavía líquida.

La receta de hoy, aun que parece sencilla, me ha costado 3 intentos, pero os lo voy a explicar muy bien para que a vosotros no os pase.






Primero vamos a  cubrir una taza con film transparente creando un cuenquecito que pintaremos con aceite de oliva, este paso es muy importante por que si te olvidad del aceite el huevo que dará adherido al papel transparente ( lo se por experiencia, primer intento).

Cascamos el huevo y lo vertimos sobre el papel transparente, lo salamos. En este punto se pueden añadir también otras especias e incluso taquitos de jamón.

Hacemos un saquito con el papel transparente dejando el huevo bien sellado.
Lo introducimos en el hervidor que previa mente habremos llevado a ebullición on el agua suficiente para que cubra el huevo.





Una vez mas, como ya hicimos con los huevos duros, vamos a controlar que el saquito no toque la resistencia sujetandolo con la tapa.

Ahora es el momento clave ¿cuanto tiempo lo dejo?, e aqui mi segundo intento.

Pon a hervir el agua, cuando salte el termostato cuenta un minuto. Repite este proceso una vez más.

Con cuidado de no quemarte saca el huevo del hervidor y ya lo tienes!

Un huevo cuajado pero con la yema cremosa!





No hay comentarios:

Publicar un comentario