Tortilla patatas chip en sandwichera
























Esta tortilla es muy fácil de hacer y queda buenísima y no lo digo yo, esta receta se  le atribuye a unos de los mejore chef de España, aunque era menos original y lo hacía en una sartén.

A mí lo que más me gusta de esta forma de cocinarla es que no hay que darle la vuelta, que se me da fatal.


Smörgåstårta o tarta sueca salada

































Este plato lo conocí en mi viaje a Suecia y me pareció un básico: fácil, bonito y delicioso.
Smörgåstårta significa tarta de sándwich y es eso, una tarta de pan, salada y adornada.

Los ingredientes que podéis usar son muy variados según los gustos y lo que tengáis por casa, las he visto que mezclan el paté con el salmón y el jamón york con los pepinillos, suena raro pero están todas deliciosas. Cómo factor común suelen llevar huevo, mayonesa y pan de molde.


Huevos a la catalana





La receta de Huevos a la catalana es de mi suegra y en su casa triunfa como la Coca cola! Normal, se hace en un plis-plas y está muy rico.

Productos alemanes- Ketchup Hela




Hoy comenzamos una nueva sección donde os voy a hablar de productos que podemos encontrar en supermercados alemanes. Porque ya que estamos aquí, habrá que disfrutar de su gastronomía.


Cuando pensé en hacer esta sección sabía perfectamente cuál sería el primer producto, y es que llevo enamorada de su sabor desde antes de venir aquí.


Gofres en sandwichera




Nada mejor que unos buenos gofres caseros para empezar el fin de semana con alegría.

Podemos hacer unos deliciosos gofres en nuestra sandwichera. La mía traía unas placas especiales para darles esa forma tan típica, pero si vosotros no la tenéis, os van a salir igual de buenos pero sin la forma, no os preocupéis.

Huevos poché en hervidor de agua





Los huevos poché o huevos escalfados, se cocinan poniendo el huevo sin cascara a hervir hasta que la clara se cuaja pero la yema queda todavía líquida.

La receta de hoy, aun que parece sencilla, me ha costado 3 intentos, pero os lo voy a explicar muy bien para que a vosotros no os pase.

Pasta con tomate en hervidor de agua









Hacía tiempo que me rondaba en la cabeza la idea de cocer pasta en el hervidor de agua pero no terminaba de ver cómo, lo de meter la pasta así tal cual lo veía un poco heavy, hasta que vi el post de Falsarious chef y se me encendió la bombilla.


Qué hacer con un huevo y un hervidor de agua?



Pues aunque parece que poco, si te paras a pensar se pueden hacer muchas cosas, la más obvia, un huevo duro.

Lo primero que tenemos que fijarnos es que clase de hervidor tenemos, si es más bien barato o nos encontramos en un hotel, lo más seguro es que tenga la resistencia, que calienta el agua, al descubierto.
Existen otros hervidores que tienen el fondo plano y la resistencia cubierta.

Si tienes un hervidor con la resistencia al descubierto deberás de tener más cuidado de que nada toque.

Para hervir el huevo tenemos varias posibilidades:
1.    Ponerlo en el hervidor tal cual, con suficiente agua para que le cubra (solo recomendable si tienes un hervidor con la resistencia cubierta)

2.    Poner el huevo en una red para que no toque el fondo. Yo he usado la de los quesitos Babibel pero se podría hacer también con una de naranjas, patatas...





3.     Hacer un saquito con papel film



En los últimos dos casos tenéis que sujetar el huevo con la tapa del hervidor a una altura que lo cubra el agua pero que no toque la resistencia.

El agua del hervidor la habremos calentado antes y para que quede bien hecho, pondremos el agua a hervir 3 veces con 2 minutos de espera, es decir:

Poner a hervir el agua y cuando salte el termostato esperar 2 minutos y volver a encender el hervidor. Repetiremos esta operación tres veces.

Cuando acaben los últimos 2 minutos, con cuidado de no quemarnos, sacamos nuestro huevo y lo dejamos enfriar.


Fácil y rápido. No hay excusas para no cocinar!

Pescado en papillote con sandwichera








Esta receta es muy fácil y la tendremos lista en un momento y lo mejor de todo ni si quiera necesitamos una cocina, nos basta con una sandwichera (una cualquiera, la mía costó 9,99 euros), los ingredientes y un lugar donde enchufarla.


Ingredientes:  
  •  Filete de pescado, el que mas os guste, de tamaño mediano
  •  Papel albal
  •  Aceite de oliva
  •  Sal y especias

Ponemos el pescado encima de un trozo de papel de albal, ponerle un chorrito de aceite de oliva y sazonarlo al gusto. Agregamos especias o sal al gusto.
Ahora hacemos un paquetito con el papel albal para envolver el pescado, con cuidado, doblándolo bien para que no se salgan los jugos.



Lo ponemos encima de la sanwichera que habremos calentado con anterioridad (mientras preparamos el pescado es suficiente) y cerramos la tapa, pero cuidado! Solo la dejamos caer sobre el pescado, no la cerramos del todo. Así evitaremos que el pescado se nos rompa.

Depende del tamaño del pescado pero cuatro minutos, es suficiente para un trozo como el de la foto. A mitad del tiempo le damos la vuelta al paquetito para que se haga igual por los dos lados  y…


Ya tenemos una comida sana, rica, muy fácil y rápida de hacer y además sin manchar ni una sartén.



Cuando lo hagáis, contarme que tal y  ya veréis como os gusta.